10 consejos para una conducción eficiente de camiones

El transporte por carretera sigue siendo uno de los métodos más habituales de movilizar las mercancías de un lugar a otro.

Por nuestras carreteras circulan a diario miles de camiones que permiten que los productos puedan llegar al consumidor final, pero que también contaminan el medio ambiente con la emisión de CO2.

De un tiempo a esta parte las empresas del sector del transporte y la logística son cada vez más conscientes de la importancia de reducir su huella ambiental y por ello están adoptando medidas para conseguir una conducción más eficiente.

Es conducción eficiente aquella que tiene como objetivo lograr un consumo más bajo de combustible en el vehículo, lo que a su vez se traduce en una reducción de la contaminación ambiental.

Pero los beneficios de este tipo de conducción no se quedan aquí, con ella también se consigue mejorar el confort en la conducción y además mejorar la seguridad vial.

 

Vamos a ver algunos consejos para una conducción eficiente de camiones:

 

  1. Para poder hacer una conducción más eficiente el profesional de la conducción debe conocer bien el vehículo que está usando: su potencia, su comportamiento, etc.
  2. Se deben evitar acelerones y frenazos, para ello lo mejor es intentar mantener siempre una velocidad estable y constante.
  3. Aprovechar las inercias del vehículo en las pendientes de la carretera permite seguir avanzando sin necesidad de tener que pisar el acelerador.
  4. En la medida de lo posible se debe evitar frenar, para reducir la velocidad es mejor decelerar levantando el pie del acelerador.
  5. En paradas que vayan a ser superiores a los dos minutos es mejor apagar el motor.
  6. Evitar las horas de máxima afluencia de tráfico ayuda a evitar atascos y por tanto evita un consumo ineficiente de combustible.
  7. Una buena planificación de la ruta y de rutas alternativas puede contribuir a evitar embotellamientos.
  8. Unos neumáticos con una presión inadecuada generan o bien demasiada resistencia a la rodadura o rebotes incómodos. Para una buena circulación deben tener la presión indicada en cada caso por el fabricante.
  9. Hacer revisiones periódicas de la zona del motor ayuda a detectar posibles averías que den lugar a consumos injustificados de combustible.
  10. Los cambios de marcha se deben realizar de forma ágil y rápida, evitando reducciones repentinas de velocidad.