ITV 2018 ¿qué cambia en la inspección técnica de vehículos?

ITV 2018 ¿qué cambia en la inspección técnica de vehículos?

El 20 de Mayo de 2018 entró en vigor la nueva norma que regula la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en España y, a partir de ahora es más exigente y aplica nuevas tecnologías.

La revisión técnica a la que se someten todos los vehículos cada dos años, está alineada a las prescripciones de la Unión Europea, donde se espera que para medidos de 2018 todas las ITV se hayan adaptado a los mismos parámetros.

¿Qué se comprueba en la nueva ITV?

Las estaciones de ITV tienen que adaptar su equipamiento para la comprobación, entre otras, del sistema de identificación de vehículo y kilometraje, sistemas electrónicos (ESC) y antibloqueo de frenos (ABS).

Además se inspecciona el regulador activo de velocidad o cámara nocturna u otros sistemas de iluminación del vehículo, así como la identificación del vehículo por el VIN o número de bastidor, el sistema de retención (airbags, pretensores, SRS) y los sistemas de alumbrado y señalización.

Los puntos más destacados de la nueva reglamentación

– Elegir la estación donde realizar una segunda inspección, si la primera resultó desfavorable la segunda controlará solo que se hayan subsanado los errores detectados en la anterior.

– Se puede realizar hasta un mes antes del vencimiento, ya no habrá que esperar y ajustarse a las citas disponibles a último momento.

– La matriculación como vehículo histórico ahora es para los de más de 30 años desde la primera matriculación y sin modificaciones, los que además de algunas reducciones de impuestos, pueden tener condiciones especiales para pasar la ITV.

El cambio más destacado está en la tecnología

A partir de la nueva normativa, las estaciones ITV leen el sistema de diagnóstico a bordo (OBD) con nuevos dispositivos que se conectarán a los vehículos para inspeccionar los sistemas de seguridad electrónicos y el control de emisiones.

Su principal objetivo es detectar fallos informáticos e identificar si existe eliminación fraudulenta de trampas de partículas o filtros, como software malicioso o manipulación de la válvula EGR, entre otras.

Si bien aún no se introducen nuevos límites de emisiones, a partir de septiembre se comprobará el sistema de control de emisiones a través de OBD de los vehículos Euro 5 y Euro 6.