La fatiga aumenta los accidentes de tráfico

Que la fatiga es algo que afecta a nuestra salud es algo que todos sabemos, lo que no siempre valoramos es que la fatiga aumenta los accidentes de tráfico.

Según los últimos estudios llevados a cabo entre profesionales de la conducción,

la fatiga ha estado presente hasta en un 64% de los accidentes sufridos por los mismos.

Pero no se trata de un tema que afecte sólo a los transportistas, también a cualquier conductor.

No obstante, en el caso de los conductores profesionales la fatiga suele ser aún mayor. Al gran número de horas tras el volante hay que sumarle otros factores como los problemas del tráfico, la participación en tareas de carga y descarga del camión, el trato con los clientes o la presión para llegar al destino en la hora señalada. Todo ello hace que la sensación de fatiga crezca.

Como la fatiga aumenta los accidentes de tráfico es importante mantenerla a raya. Una buena opción es seguir una dieta equilibrada, no saltarse comidas y evitar las comidas copiosas. Es importante consumir alimentos ricos en vitamina C, calcio y hierro, limitando a la vez la ingesta de hidratos de carbono y de cafeína.

Además es importante realizar los descansos necesarios durante la jornada laboral, cumpliendo de forma estricta las horas de conducción y las de descanso, intentando además que la mayor parte de la jornada laboral se desarrolle durante el día.

Durante los descansos se debe aprovechar para caminar un poco, estirar los músculos e incluso hacer una pequeña siesta de 15 a 20 minutos. Tampoco hay que olvidarse de ventilar la cabina, puesto que un ambiente cargado induce a la somnolencia.

La hidratación también es clave. Se recomienda beber pequeños sorbos de agua de forma frecuente, aunque no se tenga la sensación de tener sed.  

Reduciendo la fatiga al volante se podrían reducir los accidentes en hasta un 20%,

por lo que merece la pena hacer el esfuerzo.