La tecnología ya es el presente en la logística y el transporte

Muchas veces se habla de la forma en la que la tecnología revolucionará algunos sectores de cara al futuro, pero lo cierto es que en ámbitos como la logística y el transporte ya se utilizan herramientas y softwares capaces de mejorar tanto la calidad del servicio al cliente como la seguridad de los trabajadores.

Los dispositivos de última generación apuestan por el sistema de manos libres.

El trabajador es guiado en su actividad por un asistente electrónico y tiene a la vez las dos manos libres para poder optimizar su trabajo. Este sistema no sólo reduce el número de accidentes laborales, sino que además reduce los errores, al seguir todos los empleados el mismo patrón de trabajo.

La tecnología se ha ido abriendo hueco poco a poco en el sector de la logística y el transporte.

Un buen ejemplo de ello son los sistemas de control de stock. Las pistolas de radiofrecuencia permiten registrar de forma rápida y muy sencilla la ubicación de cualquier mercancía en el almacén, por lo que la preparación de pedidos resulta mucho más sencilla de realizar.

Está claro que la inversión en tecnología implica un importante desembolso para las empresas, pero se trata de una inversión que se puede amortizar muy rápidamente. Las nuevas herramientas permiten un mayor control sobre el stock, lo que supone un importante ahorro de costes operativos, por lo que la cuantía invertida en software, dispositivos tecnológicos, etc. se recupera en un plazo más o menos breve de tiempo.

La principal barrera que se encuentra la tecnología en el sector logístico y del transporte es el rechazo de empresarios y trabajadores. Por suerte, cada vez son más las empresas que optan por innovar y van mejorando poco a poco la calidad de sus procesos gracias a la tecnología, siendo así más competitivas.