Los palets en la distribución

La importancia de los palets en la distribución logística

Los armazones, los palets, sobre los que se colocan las mercaderías para almacenarlas y transportarlas, tiene gran importancia a la hora de organizar y gestionar tanto en el almacén como en la distribución logística.

El objetivo de estos instrumentos es evitar la excesiva manipulación de los productos y optimizar el tiempo y esfuerzo que significa mover las mercancías. En cuanto al almacenaje los palets resultan de gran utilidad al manejo de inventarios, ya que evita el conteo por unidades.

Si bien la palabra más utilizada es palet, que no es ni inglés ni español, se lo llama palé y se lo conoce también como paleta o tarima, pero lo que resulta realmente trascendente es conocer los diferentes modelos, dimensiones y peso que tienen estos armazones.

Tamaños y denominaciones de palets

El palé tipo europeo, también llamado europalé, mide 1,20 x 0,80 m. Si están homologados (tanto sus dimensiones, los materiales y forma de fabricación) llevan la distinción EUR o EPAL; pero más allá de la homologación, es también la medida más usada en Europa, pues con estas medidas es posible aprovechar al máximo el volumen de los vagones ferroviarios.

El display palet o medio palet, es una medida estándar derivada del europalé, de 0,60 x 0,80 m. y se utilizan muy a menudo para productos de gran consumo porque permiten dispensar cantidades más apropiadas para la comercialización.

El palet universal, también llamado americano, ISO, isopalé o palé industrial, mide 1,20 x 1 m. y es utilizado principalmente en los mercados americano y japonés.

También se emplean otras medidas para diferentes materiales, como los de 1 x 1 m. para materiales de construcción y de 1 x 0,60 m. para líquidos.

Materiales y cuidados

Los más utilizados son de madera, pero también existen otros que pueden tener diferentes utilidades para mercaderías específicas.

Los palets de cartón, no son muy populares, pues se utilizan una única vez y están pensados para productos agrícolas o alimentario, son de fabricados a partir de papel reciclado y son 100% reciclables.

Los palets de plástico son utilizados en ambientes húmedos o que puedan tener contacto con agua, como cámaras de frío o túneles de congelado. Dependiendo del mantenimiento y uso correcto, pueden durar entre 3 y 5 años pudiendo después ser reciclados.

Los palets de metal pueden ser de acero corrugado, metal desplegado, alambre de acero y también los hay combinados con maderas. Tienen una resistencia adicional en cuanto a carga pero también son más pesados.

Los palets de madera aglomerada o de fibras de madera son más ligeros y económicos, además no necesitan tratamiento térmico para ser utilizados en el transporte internacional, pero por lo general no se utilizan más de una vez.

Los palets de madera  son usados por el 90% del mercado, por ser el más económico. La madera es generalmente pino, pero para ser utilizados en el transporte internacional la madera tiene que pasar por un tratamiento térmico antibacteriano.

Tanto el espesor de la madera como el formato (número de entradas y cubiertas) son importantes, tanto para que sea posible reutilizarlos, como para que resulten óptimos para el transporte y almacenamiento. Según sean para estanterías, o impliquen el transporte por rodillos, se requiere un formado específico en cuanto a tacos y entradas

El cuidado, control y mantenimiento de los palets es indispensable para asegurar la mercancía, optimizar costos y evitar pérdidas por daños en los productos.