Nueva regulación para inspecciones técnicas en carretera

La nueva regulación para inspecciones técnicas en carretera

A partir del 20 de mayo todos los vehículos comerciales que circulen por carreteras españolas tendrán que cumplir controles de estiba de cargas.

Las inspecciones técnicas en carretera ya no serán únicamente visuales o documentales, sino que deberán pasar inspecciones técnicas rigurosas en cuanto a comprobación de sujeción de la carga.


El Real Decreto 563/2017 busca regular las inspecciones técnicas y tiene como objetivo mejorar la seguridad vial y evitar la existencia de competencia desleal en el sector. La directiva aplica tanto a los cerca de 5 millones de vehículos de esta categoría matriculados en España, como a los transportes internacionales matriculados en otros Estados miembro de la Unión Europea.

Cómo serán los controles

Además de continuarse con las inspecciones técnicas iniciales y documentales del vehículo, la novedad es la inspección técnica de comprobación de sujeción de carga que examinará, entre otras, el cálculo de fuerzas y puntos de amarre, la resistencia de la carrocería, el número de cinchas, cadenas y cables de acero según la carga.

Además, la inspección en carretera la realizará personal idóneo de la Guardia Civil dotado de herramientas para comprobar que el vehículo se cumple con la directiva.

Calificaciones de deficiencias y de empresas

Las deficiencias que se detecten podrán clasificarse como leves, graves o peligrosas, y los vehículos con estas dos últimas, que supongan un riesgo para la seguridad vial, podrán ser inmovilizados por un plazo de 15 días o hasta que solucionen el desperfecto detectado.

Este tipo de calificación tendrá un impacto en la calificación de las empresas operadoras, las que, según el número y la gravedad de incidentes así como otros factores, serán calificadas como de riesgo bajo, medio o alto.

Entrada en vigor

A pesar de que el Real Decreto lleva aprobado casi un año, la Dirección General de Tráfico está aún preparando una Resolución que desarrollará una ficha de estiba según cada especialidad de transporte y dará instrucciones a la Unidad de Vigilancia de Tráfico de la Guardia Civil para establecer un periodo transitorio no sancionable para la adaptación a la nueva regulación.