Retos del transporte puerta a puerta en Barcelona

Los retos del transporte puerta a puerta en Barcelona

La logística ha sido siempre un sector clave para el consumo, pero de un tiempo a esta parte su importancia se ha multiplicado. Aunque han mejorado los medios personales y materiales, lo cierto es que el transporte puerta a puerta en Barcelona y otras grandes ciudades todavía tiene que hacer frente a una gran cantidad de retos.

En España la gran mayoría de movimientos de mercancía a nivel nacional se sigue haciendo por carretera y eso tiene sus cosas buenas y malas. Pero el principal problema surge cuando las mercancías ya han llegado a los depósitos o almacenes temporales y tienen que ser entregadas en las grandes ciudades.

Los problemas de contaminación atmosférica son frecuentes y muchas ciudades ya están tomando medidas que implican limitar la circulación de ciertos vehículos, durante ciertas horas e incluso en días completos.

Esto supone un gran problema para el transporte puerta a puerta en Barcelona, Madrid, Sevilla, etc. Puesto que las furgonetas de reparto no lo tienen fácil para acceder a los núcleos urbanos.

Las empresas de transporte ya están buscando soluciones para este problema y están optando por diversificar sus formas de entrega. Hay empresas apostando por un transporte más ecológico y llevan a cabo las conocidas como entregas de última milla en vehículos de emisiones 0, como las furgonetas eléctricas o las bicicletas.

De hecho, cada vez son más las empresas que apuestan por vehículos como las bicicletas o las motos eléctricas, que además de no contaminar pueden moverse más fácilmente por la ciudad, pudiendo evitar los atascos. Sin embargo, tienen el inconveniente de que en estos vehículos no se puede transportar una gran cantidad de mercancía, lo que afecta a los tiempos de entrega.

Está claro que las soluciones adoptadas hasta ahora no son quizá las mejores, pero a día de hoy son las más eficientes.