Los usuarios de los servicios de transporte urgente pueden dividir básicamente en dos: particulares y empresas. Aunque son dos tipos diferentes de clientes, ambos coinciden en su interés en recibir las mercancías antes.

Las empresas

Las cadenas de suministro son cada vez más dinámicas y esto ha supuesto cambios dentro del servicio de transporte urgente. Ahora las empresas buscan proveedores de servicios de paquetería que sean capaces de entregar las mercancías lo antes posible. Esto se debe, en gran medida, a que las empresas han reducido al mínimo sus stocks para reducir costes.

Para las empresas también es especialmente importante la trazabilidad. Poder saber dónde están las mercancías en cada momento con el fin de asegurarse de que el envío llegó a su destino en el plazo previsto. Esto ha dado lugar a que las empresas que se encargan del transporte urgente hayan tenido que adoptar las últimas tecnologías en materia de monitorización de mercancías para satisfacer esta demanda de sus clientes.

Los particulares

Cuando se trata de particulares la importancia del servicio de transporte urgente se centra especialmente en el comercio electrónico.

El número de compras que se realizan en línea no ha dejado de crecer en los últimos años y está previsto que este tipo de comercio siga aumentando. Para muchos compradores en línea uno de los aspectos más importantes a la hora de tomar la decisión de compra es el tiempo que tardará el objeto comprado llegar a sus manos.

Esto supone todo un reto para las empresas de e-commerce y de transporte urgente, que han tenido que buscar alternativas como la creación de puntos de entrega para poder agilizar la entrega de mercancías en aquellos casos en que los clientes no están en el su domicilio particular para recibir las compras que han hecho en línea.