Transporte de mercancías perecederas por carretera

El transporte de mercancías perecederas por carretera

El transporte de mercancías perecederas, en particular de alimentos, requiere del cumplimiento de normas y condiciones específicas en el servicio logístico de mercancías por carretera.

Las mercancías perecederas son, en resumen, aquellas con un tiempo de vida útil corto y que pueden deteriorarse más rápidamente bajo condiciones ambientales determinadas.

Para cumplir con las condiciones de conservación de este tipo de mercancías, los espacios de almacenamiento y transporte, deben cumplir con medidas de seguridad y control específicas para cada tipo de producto.

Normas para el transporte de alimentos perecederos

El transporte de alimentos perecederos es uno de los servicios con más extensa trayectoria y que cuenta con normas reguladoras específicas que permiten garantizar las condiciones para su consumo.

Los vehículos que se dedican al transporte de alimentos deben llevar una placa ATP, en cumplimento del Acuerdo sobre Transporte Internacional de Mercancías Perecederas.

Este acuerdo establece tanto los requisitos técnicos como los procedimientos de control sobre los vehículos para cumplir con el correcto transporte de mercancías perecederas.

Los productos deben estar siempre en el valor de temperatura constante requerida, evitando que se rompa la cadena de frío, tanto en el transcurso del viaje como en los momentos de carga y descarga.

Para cumplir con estas condiciones, se utilizan vehículos con caja isoterma, es decir, con paredes, techo, suelo y puertas, recubiertas con aislante para evitar el intercambio de temperatura interior-exterior.

Estos compartimentos de carga, además, pueden ser:

  • Refrigerados: una unidad isoterma con fuente de frío (distinta de un equipo mecánico o de absorción) que permite reducir la temperatura interior de la caja ante una temperatura exterior de entre +30 y -20 °C.
  • Frigoríficos: una unidad isoterma cuyo depósito de producción de frío puede alcanzar de entre +12 y -20 °C y mantenerla ante una temperatura exterior de 30 °C.
  • Caloríficos: una unidad isoterma provisto de un dispositivo de producción de calor que permite elevar la temperatura de la caja en un valor constante no inferior a los 12 °C.

En Transportes Inmediatos Sabadell contamos con una flota de vehículos dedicados al transporte de mercancías y profesionales cualificados para satisfacer las necesidades tanto a nivel nacional como internacional.