El transporte nacional de mercancías y paquetería ha cambiado mucho en los últimos años para poder adaptarse a las nuevas necesidades de las empresas y los consumidores. El objetivo es poder ofrecer siempre un servicio de calidad.

En el transporte nacional, ¿cuáles son las ventajas del grupaje?

Los costes logísticos están entre los gastos más importantes a los que tienen que hacer frente ciertas empresas, especialmente aquellas que ofrecen sus productos al mercado, pero ese coste logístico afecta además de forma directa a los consumidores. Cuanto más cueste poner un producto a disposición del consumidor final más caro será el producto.

Precisamente por ello dentro del transporte nacional se han estado buscando soluciones para esta situación y una de ellas es el grupaje.

Se trata de un tipo de transporte en el que los productos de una empresa viajan en camión junto con los productos enviados por otras empresas. Al compartir espacio el precio del servicio de transporte es más barato.

Está claro que la gran ventaja del transporte en grupaje es que ahorra costes en la cadena de suministro. Pero es que además, gracias a ese ahorro de costes, aquellas empresas de menos tamaño que no pueden permitirse o tienen necesidad de contratar un servicio de transporte completo pueden ser más competitivas.

Al compartir espacio en un mismo camión unas mercancías con otras los envíos salen antes y eso se traduce en que el producto llega antes a su destino, lo que a la vez mejora la satisfacción del cliente y el proceso de fidelización de los consumidores.

El transporte en grupaje como alternativa dentro del transporte nacional es además una buena opción para atender a ciertas urgencias y asegurar que un determinado producto estará en su destino en la fecha prevista.

Se trata por tanto de un transporte más económico y flexible, en el que además resulta más sencillo establecer las fechas de entrega de las mercancías.