Ventajas del transporte por carretera

El transporte por carretera sigue siendo el más usado para mover mercancías de un lado a otro, tanto a nivel nacional como a nivel internacional. Esto se debe a que tiene múltiples ventajas que otros transportes todavía no han conseguido igualar.

Una de sus principales ventajas es su rapidez en media y corta distancia, en la que el transporte por carretera sigue sin tener rival. Además, permite un envío puerta a puerta, algo imposible de conseguir con otros medios de transporte.

Al margen de los beneficios anteriores, una de las principales razones por las que las empresas siguen apostando por este tipo de transporte de mercancías es su flexibilidad. Aunque muchas empresas trabajan con rutas prefijadas, siempre se pueden hacer cambios a última hora si surge la necesidad de tener que hacer una entrega urgente.

Al entregarse los envíos en polígonos industriales, se cuenta con la ventaja de saber que siempre habrá alguien para recepcionar la mercancía, con independencia del día del año de que se trate, y es que el sector logístico no para nunca.

A día de hoy el transporte por carretera sigue siendo uno de los más económicos y los nuevos camiones favorecen una conducción más eficiente, lo que implica un mayor ahorro tanto para las empresas del sector como para sus clientes.

Mientras que en transportes como el ferrocarril o el avión el transporte de ciertos materiales o sustancias está limitado o incluso prohibido, estos límites no existen cuando se trata de camiones. Aunque es cierto que para transportar mercancías peligrosas es necesario contar con un transportista con el permiso de conducir adecuado y con un camión que cumpla con los requisitos legalmente establecidos para transportar el producto en cuestión.

Por último, no hay que olvidarse que gracias a los sistemas de localización GPS se puede conocer en todo momento el lugar en el que se encuentra la mercancía y la misma siempre cuenta con la supervisión personal del conductor.